Quienes somos     Mapa-web     Contacto                 Última actualización: hace 7 horas      FORO
 

New York Marathon


Txefe nos cuenta su experiencia en las 26,2 millas más famosas del mundo:

La maratón de Nueva York.



"Los días anteriores ya habíamos estado pulsando el ambiente de la maratón tanto Javier, mi compañero de viaje con el que contacté a través del foro 42195 ya que los 2 viajabamos solos y al final compartimos habitación, viaje y mucho más, como yo.

El jueves, en nuestra primera mañana en Nueva York, decidimos madrugar para mantener un ritmo de sueño adecuado preparándonos para el domingo. No nos cuesta dado el cambio horario ya que de víspera nos acostamos a las 22h (3h de la mañana en España). Nos acercamos a Central Park dispuestos a hacer una trotada suave de una media hora antes del desayuno. Está espectacular con sus colores de Otoño, los arces rojos y naranjas.... Además van llegando corredores de todas las nacionalidades y algún grupo enorme de italianos y franceses. Total, un ambientazo runner alrededor del lago de Jacqueline Kennedy.


El viernes nos vamos directamente a la feria del corredor, donde hemos quedado para la foto de grupo del 42195 a las 13h, así que decidimos recorrerla con tranquilidad. Nos encontramos en la zona de dorsales con Abel Antón y posterioremente con Josef Ajram. A pesar de la que se va llenando de gente todo va muy rápido y no hay apenas atascos, aunque sí largas colas. Aprovechamos para solucionar el transporte de Javier ya que no había reservado bus desde Manhattan pero en 5´ le dan plaza en el de las 5h30´de la mañana por lo que coincide con el mío e iremos juntos. Compras en la zona de Asics y curiosear por los stands. En muchos regalan pequeños cencerros que son para animar a los corredores durante la carrera y no romperse las manos a aplaudir. Lo comprobaríamos en vivo en la maratón y el estruendo es ensordecedor.

A la hora acordada nos vamos juntando en la puerta los del 42195 ya que no aparece la consabida estatua como referencia de la quedada. De cara a otros años tal vez lo mejor sea quedar debajo de los carteles de bienvenida que es donde al final decidimos hacernos las fotos, tras las consabidas presentaciones e intercambio de recomendaciones. Una de las chicas de Sevilla iba a ser la abanderada española en el desfile de las naciones a la tarde.


A la noche nos leemos las recomendaciones y articulos que mandan desde el foro y en el que insisten en el cambio de hora, ya que pasan al horario de invierno la noche del primer sábado de noviembre y no el último de octubre como en España, por lo que una horita más que podemos dormir y asi seguimos con nuestro mismo ritmo de levantarnos. A algunos corredores españoles con los que hemos coincidido en el metro se lo hemos avisado ya que no lo sabían y no es cuestión de llegar con una hora de antelación.

El sábado nos animamos a la carrera de la "finish line" como hemos quedado. Sale de las ONU y nos metemos atrás del todo ya que no la vamos a disputar ni tenemos dorsal, se trata de vivir el ambiente. Coincidimos con un chico catalán y su tía que la van a correr ya que la pareja de éste corre la maratón y ellos 2 han decidido hacer una tradición corriendo estos 5 km. Solemnidad en cuanto se escucha el himno (casi nos llaman la atención) y salida. Les vemos a Álvaro y a su pareja por lo que vamos con ellos.

El ambiente muy divertido con cantidad de gente disfrazada, corriendo con banderas, en grupos, sacando fotos... Además vamos enfilando una gran avenida dejando el sol que empieza a levantarse detrás y con una luz dorada de Otoño muy chula. Subimos hacia Central Park y recorremos la última milla oficial de la maratón de mañana que está toda montada, flanqueada de banderas de todos los paises, las gradas ya puestas, y una espectacular meta con una super pantalla, crono... Nos dan una bolsa con desayuno por haber entrado y nos vamos a pasear por el parque. A la tarde decidimos descansar un poco ya que mañana es el gran día.


MARATÓN: Me levanto a las 4h10´pero con la hora de más no ha costado mucho, Javier ya llevaba media hora arriba. Me llevo el desayuno en la bolsa y todo preparado de víspera. Cogemos el metro, ya que nos han asegurado que funciona toda la noche pero con intervalos de 20´, así que vamos con tiempo para cualquier imprevisto, y luego paseo corto para llegar a la enorme cola de los buses de las 5h30´ que abarca 2 manzanas. Cantidad de gente de la organización y constantemente teniendo que enseñar el dorsal por seguridad, pero va fluido y no tardamos en montar. Llegamos a Staten Island y todo el mundo vestido con las ropas para tirar y con unas pintas: gente con los pijamas de franela, batas de casa, chandals grandes... Tras el acceso al campamento y los controles, nos hacen las primeras fotos y vamos a la carpa para descansar ya que hace fresco, a pesar de que va amaneciendo. Se va llenando la carpa por lo que vamos por turnos a dar una vuelta. Encontramos la zona de desayuno con "de todo": cafés (me tomo un par), tés, colacaos, agua, bagels (me tomo uno de pasas), plátanos , geles, barritas,... también gorros de propaganda que vienen bien para el fresco. Unas chicas me ofrecen manteca de cacahuete para el bagels pero la rechazo.

Antes me había tomado el plátano y el sandwich, con una galleta. Voy bebiendo agua. Muchísimos baños y no muchas colas. Nos damos una vuelta para dejar la bolsa (Javier me guarda el gorro, ya que he elegido poncho y tengo que tirar todo) y ya hay una luz increíble y todo lleno de gente de todo tipo. Grupos haciendo estiramientos, calentando, gente disfrazada... También mucha gente dando información en todos los idiomas. Nos acercamos a corrales para las 8h45´ya que el nuestro está lejos y los cierran a las 9h. En corrales nos separamos deseándonos buena carrera, ya que salimos en la 1ª ola y color azul, pero yo en el corral B y Javier en el E. Termino de beber, de ir al baño... Avisan que no se podrá ir una vez enfilemos hacia el puente. Miro a los de élite que trotan y me siento un rato. Bueno, ya vestido de corredor, ya que he tirado el chandal a los contenedores de la charity: adiós a mi sudadera del Athletic de Bilbao. Llevo el móvil con el pase del metro y 5$ por si acaso, en el brazalete. Antes de salir me pongo en una cola para el último pis de los nervios, pero se abrén los corrales y todo el mundo sale.

Vamos enfilando hacia la línea de buses que dirige al puente y me encuentro con Josef Ajram. Le pregunto a cuanto va y me dice que como yo a 3h. Me comenta que la liebre de 3h es un chino que ya estuvo el año pasado y es un showman, se va al público, anima... Charlita con él ya que el año pasado hizo 3h15´pero le avisaron los de Tag Hauer con una semana de antelación. Este año dice que viene bien entrenado.

Empieza el himno cantado a capela y empiezan las primeras emociones. Silencio total y yo con la sensación de que tendría que haber ido al baño para olvidarme del tema. El de al lado mea en una botella y no me parece mala idea, pero ya tarde.

Por fin, tras la bienvenida del alcalde, suena el "New York New York" de Sinatra y sin aviso y tras un buen rato parados, todo se mueve. ¡¡¡Allá vamos!!!

Me encuentro la línea de salida de repente ya que no veo nada y pico el crono. Aparece el puente de Verrazano con sus dos torres. Me emociono y nudito en la graganta, ya que ha llegado el momento. Mucha gente y tengo que adelantar mucho ya que iba fluido con el grupo pero empezamos a encontrarnos a gente con minusvalías que va lenta, a veteranos de la policia... En el puente los helicópteros de la policía se ponen nuestra altura y les saludo, y me devuelven el saludo a la vez que sacan fotos. Habrá unos 7 helicópteros. Paso los 2 primeros km en 9´ pero es que hemos tenido que ir haciendo hueco y picaba para arriba. Un poco antes del 3 termina el puente y es bajada por lo que voy rápido y entramos en Brooklyn. Impresionante, todo lleno de gente que anima con los cencerros, todos los críos te ponen las manos para chocarlas y en cuanto te acercas al público te jalean y todos quieren chocar contigo. Me pega un subidón y al mirar al crono me doy cuenta que voy a ¡¡¡3´41´´!!!.Voy con una sonrisa y es que es una pasada. Me voy por el lateral derecho todo el rato y choco todas las manos. Hay bandas de música que empalman una con otra, lo mismo una banda de gaiteros, que una batukada, que de rock o pop, que un a orquesta escolar de instrumentos de viento y cuerda de unos 30 niños. El griterio te lleva. Nos empiezan a ofrecer de todo a pesar de que ya hay avituallamientos con powerade y agua, en filas de unos 30 voluntarios en cada lado. Me encuentro a un grupo de gente disfrazados de plátanos que los ofrecen. Todos te animan. La gente lleva la cara de su familiar en gigante sobre un corcho para que le vean donde están. También te ofrecen agua y papel de cocina para que te seques el sudor. Si les agradeces la ovación o a las bandas la música señalándoles, te dice que eres tú el "héroe" y te señalan a su vez. Le he perdido a Ajram al que llevaba como referencia. En el km 5 le llego a la liebre de 3h y decido ir con ella. Hay un buen grupeto pero se puede correr bien. La liebre le pide al público animación y estos se vuelcan. Sigo sonriendo como un tonto y chocando manos. Al final le dejo a la liebre y me voy un rato hacia delante, me siento a tope. Entramos en el barrio judio y es impresionante el contraste, no hay nadie animando y la gente que se ve en la calle son ultraortodoxos, con sus sombreros, levitas, rizos y barbas. En alguna esquina un grupito de 4 o 5 que animan. Los judios casi ni se dan la vuelta. En el km 12 me pilla la liebre y ahora sí me quedo con ella, para evitar ir pasado de vueltas Sigue siendo un subidón lo de la gente. Hasta la policía te anima. Al ir con la liebre que pide animación siguen jaleándote más.

Tramo duro de subida hacia el km 20, y es que se me está yendo la liebre. Bueno tengo un margen por haber salido detrás y además estoy disfrutando de la carrera que era el objetivo, pero me parece que me he excedido al principio. He tenido flato en un lado y se me ha pasado, pero ahora aparece en el otro. Estoy aguantando sin ir al baño a pesar de coger un par de sorbos de agua y power en cada avituallamiento que son muchísimos, yo calculo que cada 2 millas. Intento hacer cálculos de ritmo pero me es difícil, por lo de las millas, por lo que decido mirar el crono cada 5 km ya que están marcados en km. Sufro un poco en la cuesta de la media maratón que paso en 1h29´lo que no está mal, pero me preocupa porque siento que voy a menos y queda un mundo. Voy mucho rato con uno que lleva un gorro enorme de vikingo y alienta a la gente de un lado y de otro con lo que resulta divertido.

Puente de Queens para pasar a Manhatan. Como no puede haber nadie en los puentes, solo se oye el jadeo y las zapatillas de los corredores y el traqueteo del metro que pasa por debajo. Se hace largo y duro (luego todo el mundo lo comentaría). Me acuerdo de lo que dijo Fiz en el programa de "SER Runners" y espero al final del puente. Termina, giro de 180º y te topas con la gente de Manhatan. Efectivamente la sensación de pasar del ruido de las zapatillas a la animación del público que se vuelca es indescriptible, de nuevo cencerros a tope alentados por el Vikingo. Decido tomarme el primer gel ya en el km 25. Me lo tomo entero y sin agua pero seguro que cerca hay algún puesto. El flato se me ha ido y parece que aguanto lo de ir la baño. A ver si se nota el gel. Enfilamos la 1º avenida y se ve la enorme recta pero me lo tomo con calma a pesar de que pica para arriba. Me voy distrayendo con el público y como es una gran avenida voy por el centro para guardar un poco y no ir tanto chocando manos y gastando. La recorro bien llegamos arriba al Bronx. Nueva curva con cuesta que se me hace dura. De hecho me pasa la liebre de 3h05´que es lo que pensaba hacer. Bueno a lo mío y sin referencias. Veo que voy bajando de ritmo y en la milla 20 tenemos un gran arco que anuncia " Bienvenido al muro" con una gran sonrisa dibujada, me encanta el humor norteamericano. Empiezo a sufrir de verdad. El público es curioso en esta zona, hay menos gente pero los que hay con pancartas de "Run for Jesus Christ", los bomberos de un parque, ... confío en que vaya picando para abajo el recorrido. Nos ofrecen gel y cojo en el primer puesto. Es Powerbar de Vainilla. Me voy fijando en la fila ya que hay otros sabores pero solo veo de fresa y mora, no hay lima, que es el que suelo tomar así que me los quedo. Vuelve a haber mucho publico y es que estamos en la 5ª avenida bordeando Central park hacia el sur. En el km 35 decido tomarme el gel de Vainilla. Noto que la gente me empieza a pasar. Incluso un señor negro que corre tirado hacia adelante pero se para cada km, va más rápido que yo y me coge cuando se pone a correr. Km 38 y sufriendo mucho con pocas fuerzas y lo que debía tener bajadas tiene cuestas arriba. Comento con un español que parece que siempre toca subir y me dice que sí. Estoy entre 4´45 y 5´el km. Por fin el km 40. El Suunto me engaña ya que me está dando casi un km de más. Se me va claramente el 3h05´y ya lo doy todo en los 2 km que faltan pero no acabamos de entrar en Central Park. Lo bordeamos por abajo pero no disfruto de toda la animación. Giro a la derecha y por fin el parque, aprieto, milla 26, recta de banderas, que se hace larga pero por fín meta. Señalo mi 9º maratón terminada y pico los relojes: 3h08´52´´

Ha sido muy duro, pero no estoy muy cargado físicamente lo que estoy es sin fuerzas. Me ponen una manta, luego la medalla y hay filas de voluntarios que te van dirigiendo. Todo el mundo te aplaude, te dice: good job, congratulations, te saludan. Hay voluntarios en sitios altos con megafonos felicitando continuamente. Les señalo y lo agradecen. Es emocionante y entre el esfuerzo y las muestras de reconocimiento se me humedecen los ojos con algunas lágrimas. Empiezo a beber agua y me hago un selfi con la medalla. Luego sigo para la línea del poncho. Vamos todos despacito siguiendo la línea de voluntarios que no paran de felicitarte, de decirte que lo has conseguido. En cuanto alguien cojea hay voluntarios sanitarios que le ofrecen ayuda, una pasada la atención. Llego a la zona del poncho y se ofrecen a ponermelo. Es un buen poncho con forro por dentro y da calorcito. Menos mal, ya que el aire es frío a pesar del día depejado. Salgo del parque por la 74 y voy subiendo poco a poco. Hay mercadillo y ambiente de domingo. Frutas y verduras por todas partes. Me abrocho bien el poncho y pongo la capucha. Me trato de colocar la mochila de avituallamiento por dentro del poncho y al ver un gesto raro se me acerca un peatón para ver si estoy bien o necesito ayuda. La gente te empieza a felicitar por la calle. En las bocacalles de salida del parque está lleno de gente esperando y de bicis (rickshaw) ofreciendo llevarte. Sigo mi paseo subiendo calles con toda la tranquilidad del mundo cerrando el poncho por el aire y buscando el sol. Me paro en un colegio ya que están jugando unos niños al beisbol pero tienen equipación de profesional. Se me acerca uno a felicitarme por la maratón y me pregunta el tiempo hecho. Se asombra y me dice que muy bien. Sigo subiendo con tranquilidad hasta la 101 donde está el hotel. Al llegar me felicitan, y me siento en la cama. Aprovechando el wifi del hotel, mando fotos watshapps, y llamo. Me como todo lo de la bolsa y alguna barrita más incluso que tenía. Al final muy tarde llega Javier, helado, que ha petado pero ha estado grabando... ha ido con Jose Antonio (3h25´) super regular hasta la media y luego no le ha podido seguir. Nos duchamos y Rosa manda por el grupo, una quedada de corredores españoles para cenar en una hamburguesería, la Black Iron Burguer, que es de un sevillano. Luego nos enteramos que está considerada la 2ª mejor hamburguesería de NY. Está también el chico que ha quedado 1º español y 6º europeo pero no está contento ya que ha tenido que correr sin referencias al salir detrás de los de élite.

Las hamburguesas super buenas y los brindis con botellines de Estrella Galicia, un lujazo. De hecho no estaría mal crear costumbre para otros años ya que el sitio es muy recomendable. Durante la cena quedamos con Jose Antonio y su mujer para el partido de la NBA para el martes para ver a los Nets en Brooklyn.

Al día siguiente todos los finisher con la medalla colgada. Nosotros no, pero como Javier lleva la chaqueta que se compró con el logo de la maratón todos le preguntan y felicitan. Es una pasada, en cuanto se enteran de que has corrido todos te dan la enhorabuena.

Al final de la tarde nos encontramos al lado del museo de historia Natural en Central Park, con la post-feria, que tiene la grabación de medallas y el muro de la maratón con los nombres de todos los corredores y zona de recuperción con rulos y estiramientos y por supuestos venta de mochilas, camisetas "finisher"... que está arrasada. Encuentro mi nombre en el muro y fotito de rigor

Voy relativizando mi tiempo de 3h08´ y es que dicen que en NY hay que sumar casi10´a tu tiempo de maratón por el trazado. Además no estoy mal muscularmente. Un poco cargado el gemelo derecho, pero la experiencia de vivir esta carrera vale todo esto y más.

Jose Antonio tacha otro maratón para conseguir sus 6 mayors, lleva 20, pero le faltan Tokio y Chicago donde ya está apuntado, Javier se va a hacer Valencia en 15 días y Álvaro de liebre en la media de Vitoria. Estos si que son unos máquinas.

Mi consejo, dejarse llevar por la carrera y experimentarla a tope, olvidándose del crono y viniendo bien preparado para no sufrir más de lo necesario."

 

¿Quieres vivir una experiencia inolvidable como Txefe?

Ház tu Pre reservas NEW YORK MARATHON 2017 para ir a la próxima Maratón de Nueva York con 42195 y te informaremos de manera personalizada.

LO PASAREMOS MUY BIEN!!!



 Patrocinadores

Casa Rural Quopiki

Qcesta

Booking

foro

YouTube

new york marathon